Saltar al contenido

Órganos directivos


La profesión de abogado necesita una transformación, retomando los principios que la inspiraron desde su origen y teniendo la defensa de los derechos fundamentales y libertades públicas como elementos nucleares de nuestra tarea.

Debemos promover la ética y la calidad en el ejercicio de la Abogacía, siendo parte de esa acción la defensa de la Institución Colegial como servicio permanente de ayuda al Colegiado.

La democracia interna, la transparencia, el respeto y la deontología entre compañeros y para con los clientes, son los principios que nos mueven a los abogados que fundamos esta Asociación.

Entendemos que los Colegios de Abogados deben ser impulsores de la cohesión entre profesionales, con los mismos valores y principios profesionales por encima de las distintas sensibilidades políticas.

En tal sentido ASODENA está abierta a abogados de cualquier ideología que compartan los principios inspiradores de la asociación, sin que la pluralidad de sensibilidades impida a la propia asociación tomar partido, mediante el consenso de sus asociados, en los asuntos públicos en los que entendamos que debemos hacer oír nuestra voz.

La situación actual por la que atraviesa la profesión y las instituciones Colegiales hace más necesario que nunca una ayuda práctica y continuada al ejercicio de la profesión en aquellos colectivos más indefensos, especialmente a los nuevos profesionales que inician su andadura en el ejercicio de la abogacía. Para ello además del respeto a nuestra profesión, a nuestros Colegios y las Instituciones poner en funcionamiento aquellas medidas inmediatas y efectivas que permitan  restablecer nuestro papel en el marco de la Administración de Justicia, de la Administración Pública y de la Sociedad Civil.